Seguir este blog por correo electrónico

viernes, 10 de enero de 2014

La actitud

¿Qué es la actitud? Es el comportamiento, disposición y estado emocional que demuestres para realizar acciones en tu vida. Por ejemplo una buena actitud implica: ánimo, alegría, motivación, optimismo, deseo, etc. Por realizar un trabajo. Mientras que el lado opuesto de la moneda, o sea; la mala actitud implica: desánimo, pereza, pesimismo, mal humor, quejas y una mala disposición para completar una tarea.
La mala actitud solo te puede conducir a una vida negativa, donde normalmente te estarás quejando de las personas y el mundo. Mientras que la buena actitud conduce al desarrollo personal, esforzarte por encontrar la manera de hacer bien las cosas, hasta ver recompensas por esos esfuerzos.

Todas las personas demuestran una mala actitud en ciertos momentos:
No existe nadie infalible que pueda decir que nunca ha tenido una mala actitud. Tú debes hacer un esfuerzo para volverte experto en la actitud positiva. Al igual que una persona con una gran ortografía reduce las posibilidades de fallas.
Si logras que la actitud positiva forme parte de tu vida, entonces ya tienes en tus manos el poder para lograr cambios favorables para ti, en tu empresa e incluso en la sociedad.
¿Cuál es la importancia de la actitud?
La importancia es que todo el bienestar de una persona recae en la actitud. Las personas que son felices y que obtienen lo que desean, enfrentan problemas igual que todos, pero su actitud les permite una gran VALENTÍA para superarse a sí mismos y abrazar enormes logros.
Los frutos de la buena actitud son: el éxito, riqueza, autorrealización, innovación, felicidad, paz, salud, bellas relaciones, amor, etc.
Los frutos de la mala actitud son: la mediocridad, las quejas, frustración, dolor, negativismo, baja autoestima, sentimiento de impotencia, relaciones conflictivas, etc.
¿De qué lado quieres estar tú?
Es de esperar que quieras cosas buenas para tu vida, entonces necesitas trabajar para tener una actitud positiva y en ningún momento ceder ante la presión de las pruebas de la vida.
¿Cómo tener una gran actitud?
  • Lucha por propósitos definidos:
Estableces UN PROPÓSITO para mejorar algún aspecto de tu vida, por lo tanto el trabajo que debes hacer para alcanzarlo necesariamente es positivo. Si trabajas la mayor parte del día en tus propósitos, entonces ¿cómo será la concentración? Está claro que será positiva y después de un tiempo en que continúes haciendo lo mismo, con ello conseguirás el cambio mental necesario para el éxito. Esto es similar a la adaptación a un nuevo horario en otro país, como lo nuevo es lo que predomina, tienes que ajustarte.
  • Crea un flujo inagotable de pensamientos positivos:
Tu mente funciona con la atención que le brindas a las ideas, si buscas las estrategias para crear un flujo de pensamientos positivos, entonces dejarás la mala actitud y ¿cómo crear ese flujo? Depende de todo lo que observes, llévate con gente proactiva, no mires absolutamente nada negativo, lee, estudia, usa audios motivacionales, etc. Los frutos más grandes de ese enfoque lo notarás después de algunos años.
  • Crea la disciplina del movimiento automático:
¿Qué significa eso? Esto significa que la disciplina debe dejar una huella tan marcada en tu conducta que realizas actividades a pesar de cualquier situación que estás enfrentando. No importa si hace frío, calor, hay problemas, tienes tristeza, emocionalmente te sientes desequilibrado, etc. Debes acostúmbrate a la acción automatizada, porque es un gran remedio para todos los males. Una forma de superar la adversidad es precisamente esa, no dejes ningún espacio para que la mala actitud aparezca, ahógala, no le des lugar a que aparezca. Ahí tienes el secreto para afianzar la buena actitud.
Necesitas cuidar tu actitud, porque en ella están atados tus sueños. Analiza con cuidado la conducta de aquellos que han logrado increíbles éxitos, ellos nunca se han dejado vencer por las limitaciones del momento. En base a una buena actitud llegaron a una posición de privilegio que tiende a perpetuarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario