Seguir este blog por correo electrónico

viernes, 10 de enero de 2014

Triunfador

¿Qué significa ser un triunfador? Ser un triunfador es destacarte en algo, hacer las cosas mejor que el promedio de las personas, implica ir más lejos de las concepciones tradicionales, también representa lograr tus propósitos personales y sentirte dichoso de la vida que has construido.
Para ser un triunfador requieres una enorme disciplina:
Si quieres triunfar en cualquiera área de tu vida, requieres la disciplina y todo dependerá del nivel de metas que te hayas propuesto. Por ejemplo hay una marcada diferencia entre ganar una medalla en tu poblado respecto a hacerlo en los juegos olímpicos, lo mismo sucede con las empresas, liderazgo, etc.

¿Cómo se adquiere la disciplina para ser un triunfador?
La respuesta está en la profundidad de tu deseo. Las aspiraciones esporádicas o deseos pequeños prácticamente no producen ningún resultado. Pero cuando sientes una necesidad imperante que no te deja en paz, hasta que cumplas tus sueños, entonces si tienes el ingrediente principal para desarrollar una gran disciplina.
Si no estás acostumbrado a la disciplina, sentirás una presión fuerte al inicio, pero las vas superando, porque tu deseo de triunfar siempre responde preguntas, por ejemplo: ¿cómo debe entrenar?, ¿cuáles son las técnicas más eficientes?, ¿qué me hace falta?, ¿de qué manera puedo mejorar?, etc. Esa preocupación y atención por hacerlo bien debe llevarte a la disciplina para ser un triunfador.
Las ventajas de ser un triunfador:
  • Te sientes satisfecho:
Los TRIUNFOS PERSONALES te hacen sentirte muy satisfecho, porque el esfuerzo, dedicación, voluntad, disciplina y el sufrimiento que implicó superar muchos obstáculos debe darte una enorme satisfacción.
  • Puedes ayudar mucho más a los demás cuando te concentras en triunfar:
La lógica parece indicar que el solo enfocarte en ti mismo es un acto bastante egoísta. Pero es todo lo contrario, si te especializas en algo y con ello puedes dar un servicio de excelencia, entonces de esa manera servirás mucho mejor a la humanidad. Mientras que si te pones a arreglar la vida de otros, siempre estarás sumergido en la mediocridad o como máximo en una vida promedio.
  • Haces que tu vida tenga un gran sentido:
Los proyectos más grandes son los más interesantes porque están en juego una gran cantidad de factores que quizás antes no podías notar, por ejemplo: una gran disciplina, creatividad, dominio de ti mismo, mentalidad ganadora, espíritu de sacrificio, etc. Todos estos factores le dan un gran sentido a tu vida, te sientes útil, importante y con los mejores deseos de hacer un buen trabajo.
  • Consigues grandes beneficios para ti y tu familia:
Los triunfos personales generan condiciones favorables para tu vida, por ejemplo RIQUEZA, paz mental, felicidad y la capacidad de ejecutar otras tareas que ayuden a tu familia, comunidad y sociedad en general. Por ejemplo es común que una persona que haya obtenido grandes éxitos después tenga una fundación y otorgue beneficios a mucha gente.
Ser un triunfador no solo es una cuestión de ego, sino que representa la expresión del amor, porque solo puedes entregarte a una misión si sientes que amas esa idea. Si cada día más personas se concentrarán en mejorar sus propias vidas, entonces el mundo comenzaría a avanzar de manera más acelerada.
Tu trabajo no consisten en cambiar el mundo total, sino en reformar tu vida, por eso nunca permitas que tu vida esté a la deriva, sin saber exactamente por donde transitar. El deseo de éxito marca una tendencia y dirección a seguir, lo cual es fantástico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario