Seguir este blog por correo electrónico

miércoles, 4 de febrero de 2015

El éxito y la responsabilidad personal

Es bonito soñar con las condiciones de éxito, porque los beneficios son enormes, aunque hay que tener muy claro que los logros personales no llegarán producto de la buena suerte, en realidad hay que hacer mérito suficiente para obtener lo que se desea.

Si quieres cosechar grandes éxitos, entonces comienza a adquirir una enorme responsabilidad personal, lo cual se reflejará en lo siguiente:
  • Terminar cada una de las tareas que te propongas.
  • Nunca conformarte.
  • Hacer un poco más cada día para tener más razones para triunfar.
  • Aprender a respetar tu palabra.
  • Regirte por un plan estricto de metas y objetivos.
  • Saber elegir aquello que te conviene.
  • Etc.
La responsabilidad personal no siempre resulta sencilla, porque hay momentos en donde se presentan una gran cantidad de tentaciones y lo más fácil es ceder ante ellas y caer en la procrastinación. Por eso se dice que el éxito requiere de muchos sacrificios y tienes que estar dispuesto a hacerlo, no un par de veces, sino todo el tiempo que sea necesario, hasta que la luz de los maravillosos resultados aparezca.

Si eliges un proyecto que en verdad ames, no sentirás una carga pesada por tu agenda apretada, realizarás las labores de todo corazón y ese ímpetu interno te impulsará cada día un poco más, hasta que finalmente tus sueños se hagan realidad. 

¿Cómo lograr un gran desarrollo personal?

Tienes la puerta abierta para lograr un gran desarrollo personal, porque más allá de las circunstancias del momento presente, cuentas con todo el potencial de tu mente para ir adquiriendo las competencias necesarias, al igual que la actitud que te lleve a los grandes éxitos.
¿Cómo lograr un gran desarrollo personal?

La clave para lograr un fabuloso desarrollo personal está en definir grandes sueños y tener el valor suficiente para alcanzarlos. Una vez que tus expectativas son enormes y te has comprometido con esos proyectos, buscarás la manera de organizar las estrategias para ir cumpliendo una serie de objetivos que finalmente te lleven al éxito.
La mayoría de personas exitosas no sabían cómo iban a lograr extraordinarios resultados, pero tenían el coraje de buscar las respuestas. Lo mismo debes hacer tú, demuestra a través de tus acciones que tienes la voluntad de cumplir tus sueños, nada es imposible cuando trabajas con determinación.
Los mayores frutos de desarrollo personal se observan a largo plazo, después que se han tenido que superar una gran cantidad de pruebas y se ha adquirido la disciplina suficiente para lograr grandes transformaciones.

El cambio personal es duro al inicio, pero una vez que te adaptas a una renovación en el pensamiento y la actuación, todo se vuelve automático, tienes la preparación para moverte en los espacios exclusivos y tu poder es notable.