Seguir este blog por correo electrónico

viernes, 10 de enero de 2014

Metas personales

¿Qué son las metas personales? Son el conjunto de aspiraciones y deseos que tiene una persona y que puede traducir esas ideas en números concretos. Por ejemplo alguien puede tener el deseo de bajar de peso y aumentar sus ingresos, ya escrito en metas, se necesita ser más específico, por ejemplo decir: “perderé 20 kilos en un período de 6 meses”, “pasaré de ingresos de 1000 dólares al mes a 5, 000 dólares al mes dentro de 12 meses”
Las metas personales dirigen por completo la vida de la gente:
Si no tienes metas personales, entonces tu vida puede caer en una gran monotonía, quizás te sientas aburrido, desorientado y todo te da lo mismo. Así que no importa la edad que tengas, necesitas METAS PERSONALES para que tu vida sea intensa, productiva y desafiante.
¿Cómo organizar las metas personales?

  • Establece metas de acuerdo a tus deseos y no te bases en lo que ahora mismo observas:
Si planteas metas basándote exclusivamente en lo que tienes, entonces tu visión será muy limitada. Es cierto que comenzarás en las condiciones que tienes, pero puedes aspirar a metas enormes, esa ha sido la clave de las personas emprendedoras que han aspirado a grandes éxitos. Según vayas poniendo una enorme dedicación, entonces el siguiente riel en la vida aparecerá. Hasta crear la ruta que te llevará a estupendos logros.
  • Tus metas deben formar parte de verdaderos deseos:
Se dice “verdaderos deseos” porque muchas personas definen metas en base a “falsos deseos”, esto significa que ellos suponían que querían algo, pero ya en la práctica quedó más que demostrado que no era eso lo que deseaban, sino que estaban confundidos. Una señal clara del deseo está en la disciplina y entusiasmo que pones al proyecto.
  • Analiza el nivel de responsabilidad:
No ser consciente del nivel de responsabilidad para alcanzar una meta es otro obstáculo que impide alcanzarla. Entre más elevada sea la meta, las exigencias serán mayores, deberás entrenar mucho más fuerte que los demás para destacarte y superar la mala actitud. Piensa mucho antes de empezar, porque es fácil perderse y caer en el engaño, donde siempre se cree que se conseguirán los resultados de manera muy fácil, pero en la realidad no sucede de esa manera.
  • Marca diferencia con un trabajo bien organizado:
En la mayoría de metas existen referentes, personas que ya triunfaron y vale la pena recibir buenos consejos y aprender a marcar la diferencia con un trabajo preciso. Apuesta por la mejora continua, imagina que tu competencia hace un esfuerzo eficiente de 12 horas al día, entonces ¿qué debes hacer tú para superarlo? Al menos la lógica te dice que en igualdad de condiciones tendrás que dar un esfuerzo extra para ir más allá y lograr una ventaja.
  • Por áspero que sea el camino, avanza aunque sea arrastrándote:
Es posible que en algunos momentos sientas que ya no soportas más, el panorama se ve lúgubre y no asoma luz por ningún lado, sin embargo deberás poner lo máximo de ti y aunque sientas que te arrastras, esa pasión por el éxito te dará lo que tanto anhelas, nunca desmayes, que las mejores cosas de la vida están reservadas para los valientes.
Luchar por metas personales es emocionante, divertido y un juego en el que te acostumbrarás a ganar. El aprendizaje necesita tiempo, soportar golpes y luchar con malas creencias, pero aquellos que perseveran hasta el final hacen realidades sueños y vuelan por lo alto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario