Seguir este blog por correo electrónico

viernes, 10 de enero de 2014

El deseo

¿Qué es el deseo? Es la fuerza interna que busca satisfacer una necesidad, por ejemplo está el deseo de comer, sexo, tener una casa, obtener un trabajo, etc. Esos deseos son poderosos y provocan que las personas realicen muchas acciones para satisfacerlos.
Las necesidades del deseo no solo son físicas, sino que también psicológicas y espirituales. Por ejemplo está la necesidad de comunicación, afecto, amor, conocimiento, el automejoramiento, etc.
El deseo es una de las fuerzas que mueve el universo:

Las personas se mueven por el deseo constantemente, pero está la mente racional que hace valoraciones y utiliza la capacidad intelectual para encontrar la mejor manera de satisfacer esos deseos. El hombre tiene una sociedad organizada que permite que cada individuo que se esfuerce pueda satisfacer sus diferentes deseos.
¿Para qué sirve el deseo?
Es una fuerza que te conduce a la acción como una medida de supervivencia, por ejemplo una persona tiene el deseo de comer y con ello fortalece su cuerpo, el deseo del sexo es instintivo porque es una forma de preservar la vida de todas las especies, incluyendo el hombre. Por eso cuando suceden algunas catástrofes en algunas zonas, tienden a dispararse los embarazos, porque las personas inconscientemente saben que si otros han perdido la vida, entonces deben reemplazar a esas personas.
El deseo te permite mucho orden, porque sabes que ciertos deseos no se cumplirán tan solo por instinto, tal y como sucede con la AUTORREALIZACIÓN PERSONAL. Necesitas planificar, trabajar, perseverar, buscar, etc. Para que el deseo pueda ser satisfecho.
¿Cómo aprovechar la fuerza del deseo?
  • Los deseos te permiten enfrentar tus propios miedos:
Imagina que tienes un gran deseo de conseguir pareja, pero tienes una serie de bloqueos mentales, por ejemplo: la timidez, inseguridad, complejos, miedo al rechazo, etc. Pero llegará un momento en que la fuerza del deseo será tan grande que te sentirás obligado a enfrentar tus propios miedos, quizás fracases en varios intentos, pero finalmente cumplirás tu objetivo. Esto es aplicado a cualquier propósito, ya sea financiero, laboral, espiritual, etc.
  • Usa el deseo para cambiar tus hábitos:
Para cumplir ciertos deseos necesitas completar algunos requisitos, la mayoría de ellos están ligados con tus hábitos, necesitas mucho ORDEN PERSONAL para eliminar ciertos hábitos, pero debes aprovechar ese deseo que arden en tu corazón y notarás cambios positivos en tu vida.
  • Realiza un apoyo de imágenes favorables:
Ya que posees un gran deseo por cumplir un objetivo, también puedes utilizar tu imaginación para afianzar la posición que deseas, es parte de la inteligencia emocional y después de un tiempo estarás mucho más motivado a emprender acciones en pro de tus objetivos.
Si sabes aprovechar la fuerza del deseo podrás llegar muy lejos. Los cambios más radicales en la humanidad han estado precedidos por la fuerza del deseo, por ejemplo: los pioneros de la aviación, el deseo de poder, la pasión por la informática, el amor, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario